Este martes el congreso ha tumbado la investidura de Pedro Sánchez, necesitaba una mayoría absoluta y no la ha obtenido. Ahora a la espera de qué pasa con las negociaciones entre PSOE y Podemos, las opciones de Sánchez son cinco.

Que consiga un acuerdo, y sea investido este jueves. Que no haya acuerdo ahora, pero sí más adelante y Sánchez sea investido en septiembre. Que no haya acuerdo, pero que Podemos vote sí este jueves o en septiembre para investir a Sánchez y evitar elecciones. Que no haya acuerdo PSOE-Podemos, ni investidura ahora ni en septiembre, y vayamos a elecciones en noviembre.

Ante esto, el PNV deja la puerta abierta a votar a favor de la investidura de Pedro Sánchez. Esquerra también condiciona su apoyo a que haya un pacto de gobierno, Gabriel Rufián ha a avisado a Sánchez: "Tienen 48 horas para hacer política. Si se ponen de acuerdo, por nosotros no será".

La oposición critica que Sánchez les haya pedido el voto y ya dan por sentado el acuerdo entre socialistas, Unidas Podemos, y otras formaciones nacionalistas: