El director de TV3, Vicent Sanchís, ha negado este viernes haber cometido un delito de desobediencia por emitir anuncios sobre el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, mientras que su homólogo de Catalunya Ràdio, Saül Gordillo, ha alegado que él sólo es responsable de los contenidos de la cadena.

Ambos directivos han declarado este viernes en calidad de investigados en el juzgado número 13 de Barcelona que investiga el 1-O y les imputa un delito de desobediencia por emitir publicidad institucional del referéndum en la televisión y radio públicas de Cataluña.

A la salida de la Ciutat de la Justícia, Sanchís ha negado los cargos que le imputan y ha señalado que, "en su experiencia", no ha cometido ningún tipo de desobediencia por la emisión en TV3 de los anuncios sobre el referéndum. "Por haber emitido anuncios del referéndum mi experiencia me dice que no desobedecí", ha dicho Sanchís antes de agregar: "Había una serie de documentos que te indicaban lo que tenías y lo que no tenías que hacer y como todo en la vida son interpretables".

Sanchís ha evitado dar detalles sobre su declaración pero ha asegurado que "no ha sido necesario" presentar ningún tipo de documentación para "desmontar" la tesis de la acusación.

El director de TV3 ha respondido a todas las preguntas de la fiscalía y de su defensa, pero se ha negado a contestar a la acusación popular que ejerce VOX, al considerar que esa figura constituye una "anomalía" en el orden jurídico español. Por su parte, Gordillo ha alegado al juez que su cargo sólo le da competencias sobre los contenidos de Catalunya Ràdio y que el responsable del departamento de marketing y publicidad es otra persona que no ha sido citada a declarar.

Por ese motivo, su abogado, Carles Monguilod, ha garantizado que pedirá el sobreseimiento del caso el próximo lunes al considerar que los cargos que le imputan afectan a la honorabilidad del directivo. "El organigrama es muy claro y Gordillo es sólo el director de contenidos", ha afirmado Monguilod para justificar que la acusación de desobediencia ha quedado "diluida".

Gordillo también ha contestado a todas las preguntas de la fiscalía y de su defensa, pero no ha necesitado responder a la acusación popular, puesto que ésta no le ha interrogado sobre ninguna cuestión.

El director de Catalunya Ràdio ha sido el primero en acudir a la Ciutat de la Justícia, a donde ha llegado minutos antes de las 16 horas junto a su letrado. Un cuarto de hora después lo ha hecho Sanchís, acompañado de su abogada, Olga Tubau, y de la directora de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), Núria Llorach, quien ya fue interrogada en el mismo juzgado por su papel en la difusión de los anuncios institucionales que la Generalitat lanzó para difundir el 1-O.