Un avión militar estadounidense de grandes dimensiones aterrizó este martes en el aeropuerto de Hondarribia (Gipuzkoa), muy próximo a la frontera con Francia, donde ha descargado numeroso material para la cumbre del G7 que comienza mañana en la vecina localidad gala de Biarritz.

La Guardia Civil tuvo en su "punto de mira" en todo momento el aterrizaje de la gran aeronave, de 53 metros de longitud y que es uno de los más grandes que han recalado nunca en el aeropuerto guipuzcoano.

El carguero de la Fuerza Aérea Estadounidense ha estado también custodiado por una docena de soldados armados, mientras una veintena de operarios descargaba numeroso material, incluido un helicóptero de grandes dimensiones y que ha sido alojado en uno de los hangares del aeropuerto, que utilizará Donald Trump para su traslado a la cumbre desde el aeropuerto de Vitoria.