Campaña electoral

El trabalenguas de Feijóo al 'estilo Rajoy': "No es cuestión de cambiar, es cuestión de cambiar para hacer cambios"

Núñez Feijóo ha afirmado este lunes que Pedro Sánchez "ha abandonado a los socialistas de verdad, a las clases medias y trabajadoras y a la mayoría social".

Publicidad

El presidente de los populares, Alberto Núñez Feijóo, ha cerrado un mitin de campaña en Gran Canaria al 'estilo Mariano Rajoy'. El presidente del PP ha asegurado que no es cuestión de "cambiar por cambiar", sino de "cambiar para hacer cambios".

"El cambio por el cambio no es suficiente. Aquí no se trata de cambiar un gobierno por otro, aquí se trata de que después de cambiar el gobierno, hagamos los cambios que España necesita. Por tanto, no es cuestión de cambiar por cambiar, es cuestión de cambiar para hacer cambios", ha proclamado.

Feijóo ha pedido a las personas desencantadas con la gestión del Gobierno de coalición que le den la espalda al "sanchismo" en las urnas el próximo 28 de mayo, porque el PP, ha dicho, "está tocando el cambio con las manos".

Asimismo, Núñez Feijóo ha calificado de "broma" la medida anunciada por Sánchez para mejorar la atención primaria con 580 millones. "Toca a 44.000 euros por cada centro de salud. No da ni para arreglar el tejado", ha ironizado Feijóo, que también ha considerado insuficientes los 30 millones de euros para salud mental porque cada comunidad autónoma por sí misma ya gasta más de esa cantidad en este tema.

Rajoy y su lenguaje propio

Lo cierto es que los 14 años de Mariano Rajoy al frente del Partido Popular y los cuatro como presidente del Gobierno de España dieron para muchas anécdotas y frases pasarán a formar parte de la historia.

En marzo de 2016, 'reconoció' por error que lo que hizo su Gobierno entre 2011 y 2015 fue "engañar a la gente". "Lo que nosotros hemos hecho, cosa que no hizo usted, es engañar a la gente", sostuvo ante Pedro Sánchez.

En la campaña electoral de diciembre de 2015 pronunció otra frase difícil de olvidar: "Es el vecino el que elige el alcalde y es el alcalde el que quiere que sean los vecinos el alcalde".

Otro momento que dejó perplejos a todos los presentes fue cuando Rajoy, en un bronco debate con Pablo Iglesias, apuntó: "Cuanto peor mejor para todos. Y cuanto peor para todos mejor. Mejor para mí, el suyo, beneficio político".

A Rajoy le gustaban los catalanes porque "hacen cosas" y creía que "los españoles son muy españoles y mucho españoles".

Le hemos visto andar rápido, pegarle collejas a su hijo Juan en un programa deportivo y darlo todo al ritmo de Raphael en el balneario de La Toja. Su paso por la política nos dejó grandes anécdotas y un lenguaje propio: 'el marianismo'.

Publicidad