El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el cabeza de lista de JxCat al Congreso, Jordi Sànchezz, han podido conversar este lunes, por primera vez en 553 días, por videoconferencia, en la última jornada con participación autorizada de candidatos presos en actos electorales.

La conversación ha tenido lugar en la sede electoral de JxCat en Barcelona, donde Puigdemont y Sànchez han aparecido en dos planos contiguos en una gran pantalla, uno en conexión desde su residencia en Waterloo (Bélgica) y el otro desde la cárcel de Soto del Real (Madrid).

En su conexión, seguida en directo por candidatos y dirigentes de JxCat y por la prensa, han pedido el voto para "ayudar" a los presos independentistas y a los que están en el "exilio". Sànchez, que durante estas fiestas de Semana Santa, y antes de que este martes se reanude el juicio del 'procés' en el Tribunal Supremo, había podido participar en dos ruedas de prensa.

En paralelo, el exvicepresidente del Govern y cabeza de lista de ERC al Congreso en las Elecciones Generales del 28 de abril, Oriol Junqueras, también ha podido participar este lunes en la campaña, ofreciendo una entrevista al diario Ara y otra, prevista para esta tarde, a Nació Digital, conjuntamente con el exconseller Raül Romeva, que se encuentra como él en la cárcel de Soto del Real.

También te puede interesar...

Ferran López revela que Carles Puigdemont dijo que declararía la independencia si el 1-O había violencia

Los presos de JxCat facilitarán un Gobierno que "no niegue el referéndum de autodeterminación