La dirección de Ciudadanos ha analizado los resultados de las elecciones y deja todo lo relacionado con los pactos a negociar en los ayuntamientos y comunidades donde tiene posibilidades de gobernar a un "comité de pactos". Solamente mantiene que desea liderar la oposición a Pedro Sánchez en el Parlamento, no habla de qué hará con los socialistas en otros ámbitos. Para esa función ha hecho cambios en el grupo parlamentario del Congreso: Inés Arrimadas pasa a ser la portavoz.

Ciudadanos dice que, como cada vez que hay elecciones, ha seguido creciendo, tanto en las elecciones europeas como en el incremento de concejales y parlamentarios en las comunidades. Piensa que ha sido clave para el cambio en Madrid, donde el PP "se ha dado un batacazo".