134.023000

Publicidad

Coronavirus

La rabia de una modista obligada a cerrar por el coronavirus: "Se acabó todo por lo que he luchado"

"No sé qué quieren que haga, me voy a mi casa" dice Eloína, el ejemplo de uno de los miles de autónomos que ahora cierran su negocio sin saber si podrán reabrir.

Desde que empezó la crisis por el coronavirus, más de 130.000 negocios han echado el cierre en España. Desde bares a comercios muy pequeños, que no han podido sobrevivir al parón.

Es el caso de una pequeña tienda de arreglos en Mondragón, en País Vasco, donde Eloína Arribas trabaja desde hace siete años y ocho meses. Se ve obligada a echar el cierre porque no puede hacer frente al alquiler. Los dueños del local no han querido rebajárselo durante el parón por el coronavirus para que pueda subsistir. "Se acabó todo por lo que he luchado. No sé qué quieren que haga. Me voy a mi casa", cuenta.

El próximo 15 de mayo será el último día que abra. "Llevo dos meses sin abrir", explica.

La misma frustración la comparte Lea Farren. En noviembre compró un local para montarse su estudio de fotografía y en febrero lo abrió calculándolo todo al milímetro: "Uno hace estudios de mercado, analiza todo, pero no se espera que de repente una pandemia te estropee los planes"

Solo el mes pasado España perdió 41.000 autónomos y muchos no saben si cuando se supere la crisis del coronavirus podrán reabrir.

Publicidad