Publicidad

Cláusulas abusivas

Declaradas nulas las cláusulas multidivisa en yenes o francos suizos que CaixaBank heredó de Barclays por abusivas

Hipotecas en yenes o francos suizos que prometían ser un chollo y que se convirtieron en una sangría para muchos clientes. Ahora un juzgado declara nulas esas cláusulas multidivisa que comercializó Barclays y heredó CaixaBank y obliga a resarcir a los afectados.

La Justicia se ha pronunciado sobre las cláusulas multidivisa en hipotecas que comercializó en su día Barclays y heredó Caixabank. Un juzgado mercantil de Barcelona ha declarado nulas esas cláusulas de los préstamos hipotecarios que prometieron con yenes o francos suizos ser el paraíso de las hipotecas y terminaron suponiendo un infierno para multitud de clientes hipotecados.

Condena y compensación para los clientes

El juzgado se muestra muy duro con este producto financiero y condena a esta entidad a eliminarlas de sus contratos. Y no sólo eso, además deberán devolver a los clientes todo el dinero que hayan pagado de más. Así lo ha dictado tras una demanda colectiva que presentó la asociación de consumidores Asufin. El fallo obliga a Caixabank a devolver cerca de 60.000 euros de media sin necesidad de que el perjudicado tenga que acudir a los juzgados o a la propia oficina bancaria.

¿Por qué son abusivas?

La sentencia deja claro que los clientes no tenían información suficiente de los riesgos que suponía este tipo de cláusula multidivisa. Asegura que la cláusula multidivisa "no expone de manera transparente los motivos y las particularidades del mecanismo de modificación del tipo del interés" y eso supone que el cliente no podía "prever, sobre la base de criterios precisos y comprensibles, las consecuencias económicas de lo que había contratado" lo que claramente supone que deba ser considerada abusiva.

Obligados a que los préstamos pasen a ser en euros

Para Asufin es importante el "novedoso planteamiento" que obliga al banco a recalcular el préstamo en euros según la paridad en la fecha de firma del contrato. Las hipotecas multidivisas se comercializaron antes de la crisis financiera prometiendo que serían más baratas al ser suscritas en divisas como el yen o el franco suizo, pero cuando el valor de esas monedas subió las hipotecas se dispararon para los clientes. Asufin calcula que Barclays logró que firmaran muchos clientes esas hipotecas entre 2005 y 2008, lo que supuso que pasaran de 194 a 1.450 millones de euros.

Publicidad