"Sí diría que es machismo, por desgracia, muy pocos muy buenos, o buenos y otros con ansias de poder, castigar a un niño, eso no funciona, no necesitas intimidar, no necesitas intimidación para sacar lo mejor".

Es la experiencia de María, que se marchó a China después de vivir situaciones machistas jugando al fútbol en España, donde cree que "hombres y también mujeres que se intentan aprovechar del futbol".

Una nueva vida

Todo eso le llevó a terminar, a sus tan solo 23 años con la María futbolista. Tras vivir en Estados Unidos, ahora en China junto a su mujer Inés, con la que se casó en Las Vegas, además de enseñarles a los niños a jugar al fútbol.

Es la primera española que se ha clasificado para el Campeonato asiatico de Crosffit. En un deporte sin todo lo negativo que vivió desgraciadamente en el fútbol.