Nik Wallenda lo ha vuelto a conseguir. El famoso funambulista canadiense ha batido un récord mundial al caminar por la cuerda floja por encima de uno de los mayores rodeos del mundo, el de Calgary, por un cable de 1,9 cm de grosor.

La gesta se culminó en 20 minutos, donde el especialista recorrió una distancia de 549 m a una altura de 35 m. Aunque lo realizó con un cable estabilizador que le obligaron a ponerse, él prefería no ponérselo. "Me dijeron que lo llevase a la gente que estaba debajo, porque odio llevarlo. Si me hubiera caído, probablemente me hubiera roto la espalda", comenta el curtido funambulista, Nik Wallenda.

Ahora su próximo objetivo es otro hito en la historia de esa especialidad, pasar por encima del cráter de un volcán sólo pisando encima de su inseparable cuerda floja. "Mi plan de trabajo desde ya, es para poder cruzar un volcán activo", explica el especialista.

Todavía no ha dado pistas sobre la ubicación de la estructura geológica, pero seguro que hará las delicias de sus fans.