Accidentre

Robert Wickens volverá a pilotar tras el accidente en el que casi pierde la vida: "Quiero volver a la Indycar"

Robert Wickens sufrió un espeluznante accidente hace 3 años en la Fórmula Indycar en el que casi muere. Ahora han construido un coche de carreras a su medida y su sueño es ganar una carrera en la Indycar.

Publicidad

Robert Wickens estuvo a punto de perder la vida en un espectacular accidente hace 3 años en una carrera de la Fórmula Indycar. Sin embargo, este piloto no solo se salvó si no que se recuperó y se levantó hasta el punto de que ya ha vuelto a pilotar.

Un año después del accidente, Wickens había realizado una promesa meses atrás. "Una de mis principales metas es estar de pie en mi boda. Eso es prácticamente lo que me está motivando, más incluso que volver a la IndyCar", dijo en una entrevista a 'NBC Sports'. Y es que muchos invitados compartieron las imágenes del momento en el que Robert se levanta y besa a su mujer.

"Definitivamente han sido muchas emociones hoy, esto no es tan solo un gran paso adelante en mi recuperación en mi viaje a la profesión que tanto amo, sino que además me he divertido mucho", exploica Robert Wickens en el día en el que ha vuelto a subirse a un monoplaza.

"Quiere ganar una carrera en la IndyCar"

Ha vuelto a pilotar en un coche perfectamente adaptado a su situación, con todos los mandos en el volante: "Creo que el sistema es magnífico, con todo al alcance de los dedos en el volante. De momento, está todo fenomenal", aseguraba en una rueda de prensa.

Robert Wickens ha vuelto a sentirse piloto y no se ha conformado solo con eso: "Nada me gustaría más que volver a la élite, aunque suene egoísta me gustaría volver a competir en la Indycar, para cerrar este episodio de mi vida a mi manera".

Aun así, ni esto le haría del todo feliz, ya que su mayor sueño por encima de todo es otro: "Sería increíble ganar una carrera en la Indycar". De momento, lo que ya ha conseguido es una victoria sobre 4 ruedas al volver a subirse a un coche. Lo de ganar una carrera en la Indycar es solo cuestión de tiempo.

Publicidad