Juegos Olímpicos

Los karatecas se pueden quedar sin Juegos por su plante en el Europeo: "Nos llamaron subnormales y mediocres"

El equipo de kumite renunció a luchar por el bronce por sentirse humillado por el presidente de la Federación de Kárate: "Sois unos mediocres". Los firmantes del comunicado se pueden quedar sin Juegos Olímpicos.

Publicidad

El equipo nacional masculino de kumite ha renunciado a la lucha por la medalla de bronce contra Azerbaiyán en los Europeos de kárate de Porec (Croacia) por considerar que ha recibido "humillaciones, insultos, ataques" tanto a sus integrantes como a sus familiares, "ajenos al entorno deportivo".

A través de una carta, el equipo nacional sénior masculino de kumite expuso que tomó dicha decisión por "las numerosas descalificaciones e infravaloración del esfuerzo y rendimiento de los miembros del equipo en las eliminatorias por parte del equipo directivo, además de las faltas de respeto durante la preparación y realización del campeonato".

"Acoso, malos tratos, nos dijeron que éramos unos mediocres, que cuando salimos a pelear fuera de España somos unos cagones", denuncia Marcos Martínez, karateca de Kumite de la selección española, a Antena 3 Deportes.

La versión de la Federación de Karate sobre la reunión entre deportistas y presidente es diferente.

"Se habla fuerte con ellos de la actitud que están teniendo. Se puede hablar de una manera enérgica. La actitud suya no se puede consentir", asegura José María de Dios, director técnico de la Federación de Karate.

No lucharon por el bronce

El equipo asevera asimismo que decidió "de manera unánime e irrevocable no participar en la lucha por la medalla de bronce", tras "los encuentros realizados contra Macedonia, Montenegro, Bélgica y Rusia". "Dentro de las faltas de respeto se encuentran: humillaciones, insultos, ataques a nuestra persona y familiares ajenos al entorno deportivo", señalan en su carta.

Y sus integrantes señalan que "esta decisión viene alimentada por diferentes acontecimientos durante el ciclo de clasificación olímpico (concentraciones, circuito mundial, europeos, mundiales…)".

"Queremos expresar que esta decisión ha sido dura y difícil de tomar. Nuestro mayor orgullo siempre ha sido, es y será representar al kárate español y los colores de nuestra bandera", apostillaba la nota firmada por los karatecas Raúl Cuerva, Alberto Delestal, Samy Ennkhaili, José Rafael Ibáñez, Rodrigo Ibáñez, Marcos Martínez y Babacar Seck.

Los firmantes de dicho comunicado se pueden quedar fuera de los Juegos Olímpicos de Tokio este verano. España puede enviar a tres chicos y tres chicas a esta cita. La intención de la Federación es que esas plazas masculinas sean cubiertas con otros karatecas de los que componen el equipo absoluto. Asimismo, serán sancionados por el Comité de Disciplina de la Federación de Karate por su negativa a representar a España.

"El equipo está anímicamente roto. Para nada es como nos cuentan, parece que hemos estado durante la semana de fiesta. Veo a compañeros muy afectados. No vamos a tener ninguna opción de que nos seleccionen", responde el karateca Marcos Martínez.

"Hubo un comportamiento no adecuado. Han cambiado camas de habitación. Llaman a la policía porque una cerradura aparece rota", explica José María de Dios.

Descontento del presidente

"El presidente expresó su descontento con nuestros resultados. Tenía derecho a hacerlo, pero no faltando el respeto. Nos dijo que 'vuestra medalla de mañana me suda los coj**** No va a arreglar la mierda de campeonato que habéis hecho. Me da igual quien vaya al Preolímpico, me habéis demostrado que ninguno va a sacar la plaza. Tengo cero confianza en vosotros. Sois unos mediocres'. Escuchar eso a cualquier persona le desmoraliza", explica Delestal a Marca, que hacía su debut en un Europeo absoluto.

Delestal confirmaría así todo lo dicho por su compañero Babacar Seck a Marca. El bronce mundialista en 2019 desveló que les habían llamado "patéticos, gilipollas, subnormal...Te daría un guantazo, nos han dicho de todo".

Publicidad