Mundial de Qatar

Luces y sombras de la España de Luis Enrique antes del Mundial

España deja malas sensaciones a dos meses del Mundial, pero termina tirando de orgullo a la hora de la verdad: el grupo cree en Luis Enrique y en su plan para Qatar.

Morata y Nico Williams celebran el gol a Portugal

Morata y Nico Williams celebran el gol a Portugal Efe

Publicidad

Un gol de Morata ante Portugal en el minuto 88 volvió a hacer saltar por los aires todas las crónicas y escaletas periodísticas; el despiezo de Luis Enrique tendrá que esperar por enésima vez. Aunque su España volvió a dejar luces y sombras en el último parón de selecciones antes del Mundial, finalmente se consiguió el objetivo de estar de nuevo en la Final Four de la Nations League. 'Lucho' ha metido al equipo entre los cuatro mejores en los tres torneos oficiales que ha dirigido y lo ha hecho con la Selección de menor nivel individual en años, todo un éxito.

La Roja venía de perder contra Suiza y necesitaba una victoria en Braga para despejar las dudas. Como contra los helvéticos, ni siquiera chutó a portería en la primera mitad. Sin embargo, la dirección de Luis Enrique en la segunda parte ante los lusos cambió el partido por completo: Pedri y Gavi dieron un nuevo ritmo al juego y Nico Williams y Yéremi Pino dinamitaron el choque con su desborde vertiginoso. Morata, por su parte, demostró por qué será el '9' de España en Qatar, mientras que Unai Simón mantuvo la portería a cero milagrosamente.

¿Cuál es el once de España?

Las sempiternas rotaciones de Luis Enrique no hacen sino evidenciar la falta de futbolistas de talla mundial. Todos los jugadores se sienten importantes, pero seguimos sin encontrar un once tipo. El mediocampo es la única línea que parece cerrada con los culés Busquets, Gavi y Pedri; el canario pone la magia, aunque cuando no está se echa de menos la magia de Canales y sus pases entre líneas. Veremos cuál es el papel de Rodri, Koke o Soler.

El balón llega a zonas de peligro con relativa facilidad, pero ahí se apagan las luces. A la espera del regreso de Ansu Fati, quien debería ser nuestra estrella, en la última ventana antes del Mundial el técnico dio la titularidad arriba a peloteros como Sarabia, Ferran Torres o Asensio, suplentes en sus respectivos equipos. Entretanto Iago Aspas, máximo goleador español en las últimas siete Ligas, sigue sin ser convocado.

En la zaga, parece que Gayà y Carvajal serán titularidad en los laterales, cubiertos por Jordi Alba y Azpilicueta. Sin embargo, ¿quiénes son los centrales titulares? Laporte e Íñigo Martínez apuntan a fijos en la lista, así como Pau Torres y Eric García; Diego Llorente y Guillamón están a la expectativa. La sombra de ausentes como Albiol, Ramos o Nacho es alargada, pero sus opciones son exiguas.

La lista aún no está cerrada

El seleccionador español lo ha dicho por activa y por pasiva: no importan tanto los jugadores como la manera de jugar. El gijonés ha conseguido que su Selección juegue igual con independencia quienes salten al césped. Insistió en que la lista para Qatar es de 40 y no de 26, pero reconoció que tendrá que dejar fuera a jugadores importantes.

A menos de dos meses para la cita mundialista, el equipo dejó malas sensaciones y muchas dudas en el aire. Es una selección que puede ganar a cualquiera y perder contra cualquiera, y eso es lo mejor y lo peor que se puede decir de ella: capaz de plantar cara a potencias como Italia, Croacia o Portugal, también puede dar la campanada cayendo ante rivales como Suecia, Ucrania o Suiza.

Aun sí, España tiró de orgullo cuando tenía que hacerlo. El tanto en la recta final ante los portugueses demuestra que el grupo cree en Luis Enrique y en la idea que les inculca. Y es que su Selección tiene una idea, pero la falta de ingenio en zonas vitales como la zaga, los extremos y la delantera lastra a un equipo al que le llegan con facilidad pero le cuesta un mundo generar ocasiones. En la cita mundialista la contundencia en las áreas será clave, pero la Roja de 'Lucho' sigue demostrando que tiene varias vidas para un único plan: tanto podría quedarse en fase de grupos como alcanzar otras semifinales.

Publicidad