Una testigo aseguró que Olivier tiró de los pelos a su novia. El jugador del Alavés ha sido detenido y ha pasado la noche en los juzgados antes de ser puesto en libertad. Sin embargo, no ha sido la novia la que ha denunciado sino la testigo.

Olivier sigue estando investigado por cargos porque todavía tiene que pasar a Juzgados de violencia de género. La novia ha colgado una historia en las redes sociales desmintiendo la agresión: "No es verdad, como veis no tengo marcas. Nosotros discutimos como todas las parejas, pero la empleada del hotel nos escuchó y se asustó porque en España hay muchos problemas y mucha concienciación sobre el maltrato a la mujer. Vino la Policía y comprobó que no pasó nada",