Thomas Müller, en un entrenamiento del Bayern

Publicidad

Coronavirus

La Bundesliga acuerda regresar el 9 de mayo a puerta cerrada si logra la aprobación del Gobierno alemán

La Liga alemana ha comunicado que ya ha fijado un fecha, el 9 de mayo, para retomar la competición, paralizada por el coronavirus. La Bundesliga ha comprado 25.000 test y sólo permitirá la entrada de 300 personas por estadio. Falta que el Gobierno alemán de luz verde a la propuesta.

La Bundesliga ha fijado una fecha par regresar: el segundo fin de semana de mayo (9 y 10 de mayo). En una videoconferencia, los directivos de la Deutsche Fussball Liga (DFL) ha asegurado que están preparados y que sólo falta la aprobación del gobierno alemán.

"La Bundesliga está preparada pero sigue siendo determinante la decisión de los políticos. Si la vuelta es el 9 de mayo, estaríamos preparados. Si es más tarde, también. No podemos definir una fecha de reanudación ya que no está en nuestras manos volver. Tenemos varias opciones de calendario posibles. Que sea el 1 de mayo ya no es realista, pero si la próxima semana nos dicen que puede ser el día 9 de mayo, será el día 9", aseguró Christian Seifert, presidente de la Bundesliga.

Christian Seifert también detalló el plan de la Bundesliga para regresar. Respecto a los partidos, se jugarían a puerta cerrada y con un límite de algo más de 300 personas, en los que se incluirían equipos, árbitros, staff médico, recogepelotas, personal del campo de juego, técnicos, seguridad, productores de televisión, y personal anexo del VAR.

La Bundesliga también cuenta con 20.000 pruebas PCR para detectar posibles contagios en las diferentes plantillas de los equipos. A este respecto, Seifert explicó que pararían la competición si la situación sanitaria empeora en Alemania y detalló qué ocurriría si un jugador da positivo.

"Si la pandemia empeora o la capacidad de hacer test en Alemania no es la que existe a día de hoy, la liga dejaría de hacer test y se volvería a paralizar. Si el resultado de una prueba es positivo se informaría al departamento de sanidad, que luego decidiría si es necesario poner en cuarentena a los equipos. Los jugadores no se clasifican como un grupo de alto riesgo. Estar en cuarentena significaría parar la temporada", reconoció Seifert.

La intención de la Bundesliga es terminar la competición antes del 30 de junio, aunque Christian Seifert no descartó que se puede seguir jugando en julio.

Publicidad