Leo Messi, cabizbajo tras ser expulsado en la final de la Supercopa de España

Publicidad

Supercopa de España

Asier Villalibre sobre la expulsión de Messi en la final de la Supercopa: "Ha sido una agresión clara"

El jugador del Athletic Asier Villalibre, que forzó la prórroga ante el Barcelona en la Supercopa de España, ha analizado la roja que vio Messi. "Le meto el cuerpo para que no vaya adelante, se ha enfadado y a mí me ha parecido una agresión clara", aseguró Villalibre.

La Supercopa de España fue finalmente levantada por el Athletic, gracias a un gol de Villalibre sobre la bocina que forzó la prórroga y el posterior golazo de Iñaki Williams en el tiempo extra. Si el partido y la final serán recordados por la remontada del Athletic, también lo será por la expulsión de Leo Messi, que vio la cartulina roja por una posible agresión.

Asier Villalibre, héroe del Athletic en la histórica noche de Sevilla, considera que la tarjeta roja que vio Leo Messi, precisamente por una agresión al delantero rojiblanco, "ha sido una agresión clara".

"Le meto el cuerpo para que no vaya adelante, se ha enfadado y a mí me ha parecido una agresión clara", explicó Villalibre.

Una acción que ve "normal" al producirse en un momento", a punto de acabarse el partido y con derrota, que cree que le "puede pasar" a cualquier jugador.

"Al final es normal, esa impotencia, ese minuto y perdiendo un jugador se puede frustrar, te puede decir levántate que no ha sido nada, pero es normal, cualquiera lo haría pero no pasa nada", explicó un Villalibre que tampoco cree que "tengamos que entrar en polémicas" cuando le apuntaron quejas azulgranas por el número de faltas que hizo el Athletic, dijo que "todos los equipos hacen faltas y la clave es no rendirse".

Respecto a su gol, explicó que "en ese minuto sabemos que tenemos que rematar todo lo que venga. Me ha llegado, he metido el pie y la he metido. Hemos conseguido primero empatar y luego ganar", ha resumido su visión del partido.

Villlalibre fue uno de los grandes protagonistas de la noche al celebrar el título trompeta en mano y tocando el himno del Athletic para todos sus compañeros, que le hacían coro, sobre el césped.

Publicidad