El luchador irlandés ha concedido una entrevista en exclusiva a ESPN para pedir perdón sobre la agresión que propinó a un anciano en un bar de Dublín hace pocos meses. El ex campeón de dos divisiones de UFC asumió toda la responsabilidad por su "comportamiento inaceptable" en ese día.

"Me equivoqué", dijo McGregor. "Ese hombre merecía disfrutar de su tiempo en el pub sin que terminara de la manera en que lo hizo. Traté de hacer las paces e hice las paces en ese entonces. Pero no importa. Estaba equivocado. Se lo debo a las personas que me han estado apoyando. Se lo debo a mi madre, a mi padre, a mi familia. Se lo debo a las personas que me enseñaron las artes marciales. Ese no soy yo. Esa no es la razón por la que me metí en las artes marciales o estudié deportes de combate. La razón por la que me metí fue para defender este tipo de escenario", añade.

"Lo que se me presente, lo enfrentaré", dijo el luchador irlandés. "Lo que se me presente, lo merezco. Me enfrentaré a esto de frente. No me esconderé. Me equivoqué. Fue un comportamiento completamente inaceptable para un hombre de mi posición".

McGregor afirmó que está "ansioso" por regresar al UFC. Actualmente se está recuperando de una cirugía en una mano izquierda rota que sufrió en mayo. McGregor dijo que el plan original era que regresara en julio, posiblemente contra Justin Gaethje en el Madison Square Garden, pero la lesión en la mano lo impidió. El irlandés aseguró que hay alguna posibilidad de que luche antes de terminar 2019.