139.861333

Publicidad

ENTREVISTA A CAYETANO MARTÍNEZ DE IRUJO

Cayetano Martínez de Irujo: "Con 20 años me vi el príncipe de la noche... Droga, alcohol, mujeres"

Cayetano Martínez de Irujo se sincera en esta entrevista exclusiva a Antena 3 Deportes en la que habla de sus inicios, el deporte y los excesos: "El deporte me salvó. Yo estaba en una encrucijada".

Cayetano Martínez de Irujo cuenta hoy en la entrevista exclusiva de Antena 3 Deportes cómo fueron sus años de juventud en que compatibilizó los excesos de la noche con la hípica: "Fueron unos años. El deporte me salvó. Yo estaba en una encrucijada. Imagínate a mí con 20 años era el príncipe de la noche... esa seducción de la mentira de la noche con todo lo que conllevaba. Droga, alcohol, belleza, mujeres... todo".

"A veces no dormía y venía y montaba durante seis horas cinco caballos. Nunca dejé de hacer mis obligaciones. Fue una lucha en la que ya no podía más. En esa encrucijada que yo viví, tenía el 99% de opciones de quedarme en la noche. Me ayudó salir de España con la peste equina. Tuve el sacrificio de salir de aquí porque quería llegar arriba en el deporte. Eso tiró más de mí, la disciplina", cuenta el jinete.

El deporte le salvó y así lo desvela: "Llega un momento en que estaba acelerando a fondo y ya no sólo no subía más, sino que estaba yendo para atrás. Veía un precipicio y fui consciente de eso. Todo gracias al deporte. El deporte es uno de los pilares de esta sociedad".

Cayetano es diplom olímpico: "Llevar la bandera de España, el himno... Eso fue más fuerte que nacer en un palacio, que hacer una carrera, que el compromiso moral y que la noche de Madrid con todo lo que conlleva. Imagínate hasta qué punto el deporte es importante en la sociedad".

Cayetano Martínez de Irujo es además un gran aficionado al boxeo y al Atlético de Madrid: "¡Todos los del Atleti somos buena gente! Todos los atléticos. Hemos perdido y sales charlando tranquilamente. Ese ambiente, esa familia... me siento como en mi familia", cuenta entre risas.

Además, nos cuenta cómo vivía sus triunfos sobre el caballo: "Para mí ganar era un accidente. Me costaba tanto con todo el embrollo mental que tenía... De repente ganaba un campeonato del mundo, era récord mundial... estaban todos los jinetes de sudamérica con champán. Y yo me quedaba en shock. Me había costado tanto eso que me costaba creérmelo".

Publicidad