Insólito momento el que se ha vivido en el Sixers-Nets de los Playoffs de la NBA. La estrella de los Sixers, Joel Embiid, y Amir Johnson fueron 'cazados' por las cámaras del partido mirando el móvil mientras estaban en el banquillo.

Su equipo estaba perdiendo contra los Nets, un resultado que se mantendría hasta el final. Mirar el móvil durante los partidos está prohibido y los Sixers ya han anunciado que "tratarán el asunto de manera interna pronto".

 

"Es totalmente inaceptable. No es algo que toleremos porque no va con nuestra filosofía", aseguraba Brett Brown tras el partido. Embiid explicó tras el partido que Johnson estaba preocupado por el estado de salud de su hija y que por eso miró sus mensajes.

"No era mi móvil y no he pensado en la situación. Sólo he mirado porque Amir (Johnson) me dijo que su hija estaba muy enferma y quería saber novedades", explicó el pívot. El propio Johnson también quiso pronunciarse tras lo ocurrido.

"Es mi total responsabilidad y acepto las consecuencias de mis acciones. Me disculpo ante mis compañeros, ante la franquicia de los Philadelphia 76ers y ante todos nuestros aficionados por la distracción que pude causar", afirma.