Gastronomía. Comida tradicional a domicilio

Publicidad

Coronavirus

La tradición también llega a domicilio con el delivery de comida casera

¡Mamá, un táper! Es el grito desesperado que más de uno ha dicho desde que comenzó la pandemia de coronavirus. Después de tanto tiempo en casa, sin poder disfrutar de un buen plato de mamá o de la abuela, son muchos los que desean un buen guiso, un buen puchero.

Ya sabemos que como los de mamá ninguno, pero os vamos a dar algunas recomendaciones para quitaros el gusanillo de lo “casero”. Platos tradiciones que gracias a la maestría de los cocineros y unas sencillas recomendaciones para “regenerarlos” hacen la delicias de los consumidores.

Como entrante la estupenda ensaladilla rusa de Sa Brisa, entre las mejores de Madrid. Con yema de huevo gélida, corteza de trigo y bonito fresco. También puedes pedir dos de los clásicos de su cocina ibicenca: la sobrasada de porc negre o el queso de Mahón, como aperitivos. O un tartar de negrito, un pescado típico balear, con jalapeño, huevas de pez volador y chimichurri de cilantro. Porque ya metidos en mantel te llevan a casa desde un rodaballo a la parrilla, un pulpo a la brasa con caldo nimono o un hot dog de calamar de potera, sobre pan casero al vapor con kimchi, mayonesa de lima y katsuobushi. Así, para empezar finos.

Desde Girona, a Mérida y llegando hasta Almería, las fabadas de Marcos Morán llegan a casi toda España. Incluso Rafa Nadal pudo saborearlas en París después de ganar el último Roland Garros. Igual de impresionantes las que realiza Nacho Manzano o su pitu caleya guisado y arroz con pitu. Crianza en libertad, carne oscura y sabor intenso.

Y ya metidos en arroces… La paella Quique Dacosta te la lleva: la tradicional, con bogavante, con magro de cerdo ibérico y verduras, del senyoret... Y ya puestos un guiso casi a diario: de lenteja de caviar con foie a la brasa y cebolletas, garbanzos Pedrosillano con lomo de bacalao al Josper con espinacas frescas, alubias de Barco de Ávila con tuétano a la brasa y trufa de verano, gazpachos marineros de pescado de roca y pasta wonton o judión de La Granja con bogavante y acelga roja.

Con la cuchara en la mano nos vamos hasta el madrileño barrio de Vallecas. Allí tiene su reino Antonio Cosmen gracias a su famoso cocido. Si lo quieres, le llamas, pides las raciones que deseas y lo recoges en su local. ¡Ojo! Ese día tienes que dedicarlo por completo a ese cocido siempre tan generoso.

"Que todo llegue perfecto a casa es el esfuerzo en el que han invertido mucho tiempo cocineros y empresas de reparto"

Incluso el famoso 'menú de día' también te lo pueden llevar a donde te encuentres. Por ejemplo el del restaurante Sifó en Barcelona, por 11,90€ con dos platos, postre, pan y bebida. O el de Casa de Comidas Auto Rosellón, también en la Ciudad Condal, por 13,90.

¿Quieres más? Pues Go Food te lo da. Con servicio de entrega a toda la península y Baleares, ofrece sus platos –elaborados con ingredientes frescos, sin conservantes ni aditivos– en envases biodegradables, termosellados que incorporan una atmósfera protectora para que los alimentos se conserven intactos hasta diez días. Apunta la variedad: vichyssoise de coliflor y trufa negra fresca, col a la gallega con setas silvestres, judiones de La Granja con matanza, lentejas con chorizo, veganas o al curry, lasaña napolitana, espaguetis con calabacín al pesto, noodles al wok, bacalao a la vizcaína, lubina a la sal, albóndigas de ternera, rabo de toro, callos, carrillada ibérica, costillas deshuesadas con barbacoa japonesa… Además Go Food es una firma con conciencia social y medioambiental : no utiliza plásticos, sus furgonetas son eléctricas y emplea a personas con discapacidad en el reparto.

Que todo llegue perfecto a casa es el esfuerzo en el que han invertido mucho tiempo cocineros y empresas de reparto: furgonetas refrigeradas para los platos que necesitan frío, envases térmicos para mantener el calor… Delivery de comida casera.

Publicidad