Enrique Bunbury

Publicidad

Polémica Bill Gates

La respuesta de Enrique Bunbury a las críticas tras posicionarse en contra de Bill Gates

El cantante Enrique Bunbury ha escrito una carta abierta para contestar a todos aquellos que le han criticado por posicionarse en contra de Bill Gates, en el debate de las vacunas contra el coronavirus.

El cantante Enrique Bunbury ha compartido en su cuenta de Twitter una "carta abierta" en la que denuncia los insultos que ha recibido tras posicionarse en contra de Bill Gates, en el debate de las vacunas contra el coronavirus. Hace unos días Bunbury apoyó la teoría de Miguel Bosé de la relación del dueño de Microsoft con la pandemia.

Tras este posicionamiento sobre el tema, el cantante asegura que ha sido víctima "del bullying y la lapidación, por parte de algunos usuarios de las redes sociales". Ha asegurado que él simplemente compartió un post haciéndose "eco de unas movilizaciones globales para todos aquellos que dudan de las intenciones de Bill Gates".

Esta es la carta abierta completa que ha compartido Bunbury:

"Asisto estupefacto a la apología del bullying y la lapidación, por parte de algunos usuarios de las redes sociales y, lo que es aún más increíble, los medios de comunicación. Intento mantenerme al margen y vivir lo más alejado de comentarios, pero me envían amigos bienintencionados, parte de lo que se dice y escribe en estos días.

Parece ser que todo motivado por un post que publiqué el sábado, haciéndome eco de unas movilizaciones globales para todos aquellos que dudan de las intenciones de Bill Gates. Al cartel que retweeteé, no le añadí ni una sola palabra. O sea, la verdad es que, yo no dije absolutamente nada. Pero... que la realidad no fastidie una buena lapidación, cierto?

Aprovecho esta aclaración para confirmar que, por si no estuviera suficientemente claro, "culpable solo soy de lo que escribo y digo. De lo que entiendas, no". Por supuesto, soy un firme defensor del derecho y libertad de expresión. Creo que todos los temas son debatibles y, personalmente, no tengo miedo a una buena charla. Jamás llamaría a alguien imbécil por pensar de forma diferente a la mía. Y menos aún, sin escucharle.

Se utiliza muy alegremente el término teórico de la conspiración en estos días, para desestimar una opinión que no cuadra con la generalista. Pero, en este caso, en el tema de Bill Gates, no hay nada de conspiración, a mi parecer. Son "sus palabras", las que son cuestionadas por muchas personas del planeta. Palabras que son fácilmente localizables en internet y en sus discursos. Puedes dudar de sus intenciones o creer en la bondad de sus actos a pie juntitas. Pero los datos están ahí, sólo es cuestión de valorarlos, según tus códigos morales o filosóficos.

Les pediría que rectificaran aquellos que, supongo que sin conocimiento real ni mala intención, participaron del bullying y la lapidación".

Publicidad