Perros

Los perros son capaces de reconocer diferentes idiomas y palabras sin sentido, según un estudio

Es la primera especie no primada de la que se descubre su capacidad para saber si le están hablando o no en un idioma que conoce.

Los perros son capaces de reconocer diferentes idiomas y palabras sin sentido, según un estudio

PIXABAY Los perros son capaces de reconocer diferentes idiomas y palabras sin sentido, según un estudio

Publicidad

"Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible a los ojos". Con esta frase celebrare, "El Principito" se hizo con la atención de medio mundo allá por 1943. Traducido a unos 457 idiomas diferentes (su original en francés), actualmente, sigue siendo uno de los libros más leídos y escuchados del planeta. Y ahora no solo los humanos, sino también los perros, son capaces de reconocer, a su manera, las enseñanzas de Antoine de Saint-Exupéry.

Una reciente investigación ha confirmado que los caninos son capaces de reconocer diferentes idiomas y palabras sin sentido.

En Español o en Húngaro te entiendo, sino...no

Con auriculares, 18 perros esperaban en silencio mientras una máquina de imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) zumbaba alrededor de sus cabezas. De repente, escucharon cómo una voz femenina recitaba la famosa línea de "El Principito". Primero, lo hizo en español, luego en húngaro. Dos de estos caninos estaban familiarizados con el primer idioma y el resto de participantes de este estudio justo con el contrario. Ninguno había escuchado nunca el opuesto.

¿Qué pretendían descubrir los investigadores al hacer escuchar a los perros en distintos lenguajes este fragmento del libro? Precisamente, lo que ocurrió: ver dónde y cómo se iluminaba el cerebro cuando se exponía a idiomas familiares frente a desconocidos.

Y, efectivamente, dieron con el resultado que esperaban: los escáneres cerebrales mostraron áreas únicas del cerebro que se activaron cuando se habló un idioma desconocido en comparación con cuando se escuchó un habla familiar.

¿Palabras sin sentido? No, gracias

Además, justo después, esa misma voz que habían escuchado anteriormente, comenzó a recitar una serie de palabras sin sentido. Éstas eran ridículas, desconocidas para cualquiera, también para los perros.

Y ocurrió algo similar a lo que había pasado con los idiomas. El cerebro de los animales también mostraron diferentes patrones de actividad en la corteza auditiva primaria cuando se pronunciaban palabras sin sentido que cuando se producía el habla natural.

Por tanto, los investigadores a cargo de este estudio, llegaron a una conclusión: los perros son capaces de reconocer diferentes idiomas y el habla confusa o sin sentido.

"Esta es la primera especie no primada para la que pudimos mostrar la capacidad del lenguaje espontáneo, la primera vez que pudimos localizarlo y ver en qué parte del cerebro tiene lugar esta combinación de dos idiomas", explicó Attila Andics, jefa del departamento de etología (el estudio de los animales) en la Universidad Eötvös Loránd en Budapest, que lideró el experimento tras el hallazgo.

Publicidad