Publicidad

Estudio científico

Marte tuvo ríos y lagos gracias a una capa de nubes de hielo

Un estudio de la Universidad de Chicago da respuesta a uno de los grandes misterios que envuelve al planeta rojo. ¿Cómo es posible que en una superficie desértica existan deltas fluviales?

Marte, el planeta rojo, lleva varios años en el punto de mira de muchos científicos y también de la NASA. Por eso, su último esfuerzo para recoger muestras del pasado del planeta y encontrar posibles pistas sobre indicios de vida ha sido mandando el rover Perseverance. El hallazgo de deltas fluviales y grandes océanos animó a los científicos a continuar investigando sobre algo que se estudiaba desde hacía mucho tiempo.

Pero una de las dudas que más se hacen los investigadores es cómo se formaron estos ríos y lagos. Un Estudio de la Universidad de Chicago parece haber dado con la respuesta: hubo unas nubes heladas a gran altura que mantuvieron el planeta lo suficientemente caliente para ello. ¿Cómo pudo el hielo podía mantener la superficie caliente?

Manchas de hielo en el suelo, la combinación perfecta

Según la investigación realizada por el científico planetario Edwin Kite, la nubes de gran altura- nubes de hielo- pueden aumentar significativamente la temperatura de un planeta. El motivo, que crean un efecto invernadero similar al del dióxido de carbono en la atmósfera. Si en Marte solo hubiese habido manchas de hielo, como en las cimas de las montañas, el aire en el suelo sería mucho más seco y favorecería a que se crease una capa alta de nubes, que tiende a calentar los planetas fácilmente.

Para poder terminar de demostrar esta teoría, ahora el equipo de Kite necesita seguir estudiando y entendiendo la historia completa de cómo Marte ganó y perdió su calor. Esto puede ayudar a informar y a encontrar otros mundos habitables.


Publicidad