Faltan unos días para que se cumpla medio siglo de la llegada del hombre a la Luna. Ahora hay un debate abierto sobre los derechos de propiedad de la Luna. ¿Si se consiguiera en un futuro explotar sus recursos, a quién pertenecerían? Un asunto delicado que encierra incluso una historia insólita protagonizada por un abogado chileno.

Jenaro Gajardo Vera, firmó en 1954 firmó una escritura que le hacía dueño de la Luna. Esta historia fue la que el gobierno de Chile utilizó hace seis años en una campaña para emprendedores.

Jenaro era abogado y quería entrar en un club social, pero no lo dejaban porque carecía de patrimonio y así fue como tuvo la idea de hacerse propietario del satélite. El notario no puso ningún impedimento legal. Aunque el tratado de la ONU de 1967 dice que la Luna no es de nadie pero es de todos.

Las empresas privadas han comenzado a ver un negocio ahí arriba y ya hay leyes que diferencian entre ser dueño del terreno o de sus recurso. A pocos día del aniversario de la llegada del hombre a la Luna se vuelven a abrir los debates y hacen falta nuevas reglas.