Las arañas consideradas más agresivas pueden verse favorecidas por los ciclones tropicales y otros fenómenos extremos, según apunta un estudio publicado por la revista "Nature Ecology & Evolution". Científicos de la Universidad de California, EEUU, han determinado que las arañas agresivas presentan una ratio de supervivencia y reproducción más elevado tras un ciclón que las colonias más dóciles.

Los ciclones tropicales provocan grandes cambios en los hábitats naturales de los animales. Sin embargo, las investigaciones determinan que los efectos ecológicos suelen ser infrecuentes debido a la dificultad de predecir cuándo y dónde va a golpear un ciclón. Para llegar a resultados más precisos, los científicos necesitan comparar los hábitats antes y después de la tormenta, por lo que ese tipo de investigaciones presentan dificultades.

Para superar esos problemas, Alexander Little, líder de la investigación, y el resto de investigadores anticiparon la trayectoria de diversos ciclones tropicales y lograron estudiar colonias de la araña 'Anelosimus Studiosus' antes y después de tres tormentas.

Los autores del estudio analizaron el tamaño de diversas colonias de arañas y evaluaron su nivel de agresividad, observando sus patrones de comportamiento ante la presencia de una presa simulada. Tras el paso de un ciclón, los investigadores regresaron en una primera ocasión para determinar qué colonias habían sobrevivido, y otras dos veces para contar cuántos huevos nuevos habían producido las colonias.

Aquellos grupos que se habían mostrado más agresivos antes del ciclón presentaron ratios más elevados de reproducción y de supervivencia. En regiones donde no se había producido ningún fenómeno extremo, las colonias más dóciles eran, en cambio, las más favorecidas.