Publicidad

Sábado noche en Paladium. Después de lo ocurrido en  la noche de Hallowen, la discoteca vuelve a abrir sus puertas porque no hay una sanción que se lo impida. Nos encontramos con la madre de una de las menores que estuvo esa noche en la fiesta.
Nos aseguran que aquí no dejan entrar a menores, que la noche del desalojo existían dos fiestas, una de ellas para recaudar fondos para un viaje de fin de curso.
Dice esta joven que los menores ya traian las botellas y que bebieron fuera, nunca dentro del local. Algunos mayores lo corroboran.
El propietario está a la espera de las investigaciones que está realizando la policía, pero insiste en que no se superó el aforo y que tampoco se vendió alcohol a menores.

Sábado noche en Paladium. Después de lo ocurrido en  la noche de Hallowen, la discoteca vuelve a abrir sus puertas porque no hay una sanción que se lo impida. Nos encontramos con la madre de una de las menores que estuvo esa noche en la fiesta.
Nos aseguran que aquí no dejan entrar a menores, que la noche del desalojo existían dos fiestas, una de ellas para recaudar fondos para un viaje de fin de curso.
Dice esta joven que los menores ya traian las botellas y que bebieron fuera, nunca dentro del local. Algunos mayores lo corroboran.
El propietario está a la espera de las investigaciones que está realizando la policía, pero insiste en que no se superó el aforo y que tampoco se vendió alcohol a menores.

Publicidad