MENOR ELECTROCUTADO

MENOR ELECTROCUTADO

Un niño de 13 años fallece al subirse a una torreta eléctrica

Estaba pasando unos días en un camping y recibió un descarga de 10.000 voltios

Fallece electrocutado un niño de 13 años en el sur de Tenerife. El menor, que pasaba unos días en un camping cercano, se subió a una torreta eléctrica y, tras la descarga, cayó desde 10 metros de altura.

Fue un accidente fatal. Un juego mortal en el que los menores no fueron conscientes del riesgo que corrían subiéndose a esta torreta.

Los servicios de emergencia que se desplazaron a la zona trataron de reanimarlo primero con maniobras básicas, luego con ayuda de un desfibribilador. Lo consiguieron y con un hilo de vida lo llevaron hasta el hospital. Allí falleció sufría graves heridas en el cráneo consecuencia de la caída y tenía varios órganos afectados por la electrocución. Recibió una descarga de 10.000 voltios.

Hoy todos se hacen la misma pregunta ¿Por qué decidieron jugar en un lugar tan peligroso?.

Una instalación eléctrica que advierte del riesgo de descarga y que abre el debate de la facilidad con la que se puede acceder a ellas.

No es la primera vez que un menor muere tras subirse de esta forma. En agosto de 2017 un adolescente de 15 años falleció en el municipio grancanario de Firgas, al subirse a un torreón cuando jugaba con otros amigos en un estanque. El año pasado en marzo un policía salvó la vida a un menor de 17 años escaló un torreón en Güímar.

antena3canarias.com | Canarias | 25/02/2019

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.