Publicidad

Son conocidos con el nombre de los Cinco cubanos aunque dos de ellos tienen nacionalidad estadounidense. Formaban un grupo de agentes del servicio de inteligencia cubano que trataba de infiltrarse en organizaciones anticastristas del sur de Florida. Fueron descubiertos por el FBI en septiembre de 1998 y sentenciados por espionaje y conspiración para cometer asesinato con sentencias que van desde los 15 años prisión a varias cadenas perpetuas, como es el caso de Gerardo Hernández, imputado como cabecilla del grupo. Precisamente Gerardo es de descendencia canaria, su madre a la que vemos en esta foto abrazándola nació en la isla de Gran Canaria, donde falleció sin poder ver a su hijo durante la última década de su vida.
Y es que el caso de Gerardo es especialmente duro, en los 12 años que lleva preso no ha podido ver a su mujer, ha permanecido largas temporadas en celdas de aislamiento y ha sufrido torturas por parte de los funcionarios, tal  y como denuncia Amnistía Internacional que pide la revisión urgente del caso ya que no se aportó ninguna prueba de que transmitieran información sobre la defensa nacional estadounidense.
En las calles también se ha pedido justicia, compatriotas cubanos se han manifestado en Washintong, Caracas o Madrid para que no se utilice la vida de estas cinco personas como represalia al régimen cubano.

Una batalla de ciudadanos de a pié contra el país más poderoso del mundo que lejos de abandonar les ha traído hasta Canarias para pedir a las instituciones y a la sociedad que unan sus esfuerzos para que los cinco patriotas puedan tener un juicio justo.

Son conocidos con el nombre de los Cinco cubanos aunque dos de ellos tienen nacionalidad estadounidense. Formaban un grupo de agentes del servicio de inteligencia cubano que trataba de infiltrarse en organizaciones anticastristas del sur de Florida. Fueron descubiertos por el FBI en septiembre de 1998 y sentenciados por espionaje y conspiración para cometer asesinato con sentencias que van desde los 15 años prisión a varias cadenas perpetuas, como es el caso de Gerardo Hernández, imputado como cabecilla del grupo. Precisamente Gerardo es de descendencia canaria, su madre a la que vemos en esta foto abrazándola nació en la isla de Gran Canaria, donde falleció sin poder ver a su hijo durante la última década de su vida.
Y es que el caso de Gerardo es especialmente duro, en los 12 años que lleva preso no ha podido ver a su mujer, ha permanecido largas temporadas en celdas de aislamiento y ha sufrido torturas por parte de los funcionarios, tal  y como denuncia Amnistía Internacional que pide la revisión urgente del caso ya que no se aportó ninguna prueba de que transmitieran información sobre la defensa nacional estadounidense.
En las calles también se ha pedido justicia, compatriotas cubanos se han manifestado en Washintong, Caracas o Madrid para que no se utilice la vida de estas cinco personas como represalia al régimen cubano.

Una batalla de ciudadanos de a pié contra el país más poderoso del mundo que lejos de abandonar les ha traído hasta Canarias para pedir a las instituciones y a la sociedad que unan sus esfuerzos para que los cinco patriotas puedan tener un juicio justo.

Publicidad

Influencer marroquí retransmite su viaje en patera

Un influencer marroquí narra su viaje en patera a través de su cuenta de Instagram

Con una cuenta en Instagram de más de 20.000 seguidores, el influencer marroquí Hamza Tarik ha publicado en Instagram su viaje en patera a Lanzarote (Canarias) compartiendo vídeos y fotografías de la travesía.

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.