Publicidad

Si no ha podido subir a la cumbre de Gran Canaria para ver la nieve, no se preocupe, nosotros la hemos grabado para usted. Además en el momento justo, con esta intensidad caía en el Pozo de las Nieves.Por eso, había que ir abrigado, hasta él iba preparado para la ocasión.Para algunos era la primera vez, normal esta cara de asombro. Otros no tan pequeños, se emocionaban con la experiencia. Y por supuesto, estampas típicas de estos momentos, guerra de bolas, muñeco de nieve sobre el capó y como no, el tradicional chocolate caliente. La próxima estampa que disfrutaremos será los barrancos corriendo.

Si no ha podido subir a la cumbre de Gran Canaria para ver la nieve, no se preocupe, nosotros la hemos grabado para usted. Además en el momento justo, con esta intensidad caía en el Pozo de las Nieves.Por eso, había que ir abrigado, hasta él iba preparado para la ocasión.Para algunos era la primera vez, normal esta cara de asombro. Otros no tan pequeños, se emocionaban con la experiencia. Y por supuesto, estampas típicas de estos momentos, guerra de bolas, muñeco de nieve sobre el capó y como no, el tradicional chocolate caliente. La próxima estampa que disfrutaremos será los barrancos corriendo.

Publicidad