Publicidad

Esta huella gigante es el testimonio de la existencia de Can Kong, el perro de grandes dimensiones que amenaza a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, la única ciudad, aseguran, en la que se prohíbe el paseo de los perros por una zona determinada. Los partidarios del paseo de los animales critican que para los vecinos de las cercanías de la playa, ésta sea la única manera de salir con sus mascotas de casa, con ellos en brazos. Señalan además que más del 42 por ciento de los hogares de la ciudad tienen perro. Con esta llamativa iniciativa piden al Ayuntamiento que cambie la legislación actual.De no ser así, nos dicen, la furia de Can Kong, caerá sobre la ciudad.

Esta huella gigante es el testimonio de la existencia de Can Kong, el perro de grandes dimensiones que amenaza a la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, la única ciudad, aseguran, en la que se prohíbe el paseo de los perros por una zona determinada. Los partidarios del paseo de los animales critican que para los vecinos de las cercanías de la playa, ésta sea la única manera de salir con sus mascotas de casa, con ellos en brazos. Señalan además que más del 42 por ciento de los hogares de la ciudad tienen perro. Con esta llamativa iniciativa piden al Ayuntamiento que cambie la legislación actual.De no ser así, nos dicen, la furia de Can Kong, caerá sobre la ciudad.

Publicidad

Minerva Hernández Hernández, con la fantasía 'Vida'

Minerva Hernández, Reina del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria: "Lo primero que se me vino a la cabeza fue el agradecimiento a todo mi equipo"

Este fin de semana, el carnaval está en su apogeo en buena parte de España. El de Las Palmas de Gran Canaria vivía anoche uno de los momentos más esperados, la elección de su reina de las fiestas. Una noche llena de emoción para las jóvenes candidatas.

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Una vivienda de okupas causa pánico entre los vecinos de Molino de Viento

Peleas, drogas e incluso incendios son algunas de las situaciones que viven cada día los vecinos de Molino de Viento, en Las Palmas de Gran Canaria. Denuncian que la inseguridad les está llevando a abandonar el barrio y que ni la entidad bancaria propietaria de la vivienda ni el consistorio toman medidas para solucionar el problema.