Según datos de la organización, el impacto que conseguirá el certamen este año --con las entradas agotadas hace días-- superará los 30 millones de euros, un 10% más que la pasada edición. El conseller de Economía, Industria, Empleo y Turismo, Máximo Buch, y la titular de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, visitaron ayer el montaje de las instalaciones.

Buch resaltó la "importancia" del Arenal Sound de Burriana como "un evento más de proyección internacional del turismo de Castellón y de la Comunitat Valenciana". El conseller ha explicado que al igual que el FIB, en poco tiempo el Arenal Sound ya se ha consolidado en la agenda cultural y lúdica de la Comunitat.

"Se trata de una cita musical consolidada, de las más taquilleras de la Comunitat Valenciana que en 2012 albergó a más de 250.000 asistentes", según Buch, quien ha añadido que para esta edición se espera recibir 55.000 asistentes diarios durante los 120 conciertos, un dato que sitúa a este festival "en un lugar privilegiado dentro de la oferta musical costera de la Comunitat".

En esta línea, Máximo Buch manifestó que por segundo año consecutivo, el Arenal Sound será el festival español que más jóvenes reciba por día, por delante de los 35.000 del FIB y BBK de Bilbao y del Primavera Sound de Barcelona.