El torero peruano Andrés Roca Rey deberá guardar reposo al menos una semana más debido a las secuelas que aún arrastra del grave percance sufrido el pasado jueves en Málaga, y su intención es poder reaparecer el próximo 1 de septiembre en Palencia, ha informado su oficina de prensa en un comunicado.

El joven espada limeño, de 19 años, sufrió un pitonazo en el abdomen, que sigue inflamado, aunque lo más preocupante ha sido el fuerte traumatismo en la cabeza, que ha derivado en episodios de amnesia transitoria, que va superando poco a poco.

Los doctores que le han revisado en Sevilla le han aconsejado que guarde unos días más de reposo antes de retomar su actividad profesional, de ahí que su objetivo sea poder reaparecer el próximo 1 de septiembre en la feria de San Antolín de Palencia.

Debido a este contratiempo, Roca Rey no ha podido hacer el paseíllo en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Antequera (Málaga), Cuenca y Bilbao, como tampoco podrá estar presente en sus compromisos más inmediatos en San Sebastián de los Reyes (Madrid), Ejea de los Caballeros (Zaragoza) y Colmenar Viejo (Madrid).

En su cita de este viernes en Bilbao no tendrá sustituto y el cartel ha quedado en un mano a mano López Simón-José Garrido, mientras que en San Sebastián de los Reyes será Javier Jiménez, que salió a hombros de la plaza de Las Ventas el pasado 21 de agosto.