Samantha Markle, la hermana de Meghan por parte de padre, ha acudido a la televisión británica para pedir perdón a la ahora Duquesa de Sussex.

Y es que desde que saliera a la luz la relación de Meghan con el príncipe Harry, Samantha no ha parado de atacarla y lanzar todo tipo de reproches contra ella: “Siempre he querido ver Londres, pero quería expresar las palabras y sentimientos de mi padre y, ojalá, poder mandarle un mensaje a mi hermana. Las cosas no han sido lo que ha parecido y espero poder arreglar las cosas y seguir adelante", decía en el programa de Jeremy Vine.

Admitía que en algunas ocasiones se había excedido: "Esta locura de los medios de comunicación ha sido muy fuerte. Da igual que digas algo o te calles, se enrevesa todo, no me puedo imaginar lo difícil que ha sido para mi hermana". Y cuando el presentador le ha mostrado sus propios mensajes en las redes sociales, se ha defendido diciendo: "Quería dar a entender que no era una cuestión de que la familia se metiera con ella, quizás es una cuestión de protocolo real británico el no contestar, pero el público estaba riéndose de nuestra familia. Y eso tenía que parar. Estaba frustrada y estaba contestando a los medios de comunicación".

A la pregunta del periodista sobre cómo esperaba ver a Meghan si no mantiene ningún tipo de relación, ha dicho: “Pues esperaba que ella se enterara de que yo estoy aquí y quisiera hablar conmigo”.