La princesa Leonor ha vivido en estos últimos días muchas emociones, sobre todo después de pronunciar su primer discurso en público en el día de su 13 cumpleaños. Pero poco antes de ese gran día fue de excursión con su colegio, el Santa María de los Rosales, a La Rioja, donde se saltó una de las normas impuestas por su madre, la reina Letizia.

Según ha publicado el periódico de La Rioja, la joven entró en la pastelería Isidro para comprar unos bombones, algo que tiene totalmente prohibido en casa. Y es que recordemos la enorme importancia que Letizia concede a la comida saludable, sobre todo, a ingerir el menor número de azúcares posibles.

Pero como toda niña, sin estar su madre presente, se hizo con unas cuántas chucherías, al igual que otras de sus amigas. Y es que un dulce, no amarga a nadie…