Meghan Markle parece haber llegado a su límite en cuanto a tolerar a sus familiares paternos se trata, y no piensa permitir que sigan inmiscuyéndose en su vida. La Duquesa de Sussex está enfocada en proteger a su hijo, por lo que ha decidido romper toda relación con Thomas Markle y sus hermanastros después de todo el daño que estos le han hecho. "La fractura es total. No tiene arreglo", ha afirmado un amigo cercano a la esposa del príncipe Harry en el Daily Mail.

Es más, el único familiar que Meghan piensa permitir estar cerca de Archie es su madre, Doria Rangland, a la cual pudimos ver de lo más emocionada en algunas de las imágenes que los duques compartieron tras la llegada al mundo de su bebé.

Meghan, que no ha vuelto a hablar con su padre desde antes de su boda, parece haber encontrado en el príncipe Carlos el apoyo paterno que tanto necesita.

Seguro que te interesa...

Meghan y Harry publican la primera imagen de su hijo Archie en la que podemos verle la carita