Thomas Markle, el padre de la Duquesa de Sussex, ha confesado este lunes en la televisión británica que no se habla con su hija desde su boda con el príncipe Harry. Una boda que tuvo lugar el pasado mes de mayo en Londres pero que el padre de Meghan no pudo asistir debido a problemas de salud.

Harto de esta situación, el padre de Meghan ha concedido una entrevista para el programa ‘Good Morning Britain’, de la cadena de ITV desde San Diego, y ha contado como se siente: “Desplazado e ignorado por Meghan”.

“Llevo sin hablar con mi hija desde la víspera de su boda, desde entonces le escribo a diario, pero nunca me responde a los mensajes”, aseguraba. De esta manera, hace un llamamiento a la reina Isabel II, pidiéndole que haga algo con esta situación y que haga entrar en razón a Meghan.

Thomas Markle espera que con el nacimiento de su nieto, esta situación se relaje y acerque más a la familia.