El posible embarazo de Eugenia de York está ya en boca de todos, pero ninguno de los implicados parece dispuesto a confirmarlo.

A pesar de que tanto la Princesa como su esposo, Jack Brooksbank, han reducido sus apariciones públicas y en todas ellas la nieta de Isabel II lleva prendas amplias que tienden a ocultar su cuerpo, no se ha confirmado todavía la esperada noticia del embarazo.

La pareja, que contrajo matrimonio a principios de octubre en el Castillo de Windsor, podría tener un motivo bastante claro para esperar al anuncio de la llegada de su primer hijo.

Eugenia de York y Jack Brooksbank | Gtres

Y ese motivo tiene que ver bastante con la llegada del bebé del príncipe Harry y Meghan Markle, una cuestión de protocolo relacionada con su puesto en la línea de sucesión al trono, ya que Harry ocupa un puesto más alto y no estaría bien robarle el protagonismo al nacimiento del hijo de los Duques de Sussex.