La boda de Meghan Markle y el príncipe Harry contó con una lista de 2.460 nombres, pero entre ellos había solo una invitada española: Alejandra Burdett, la mujer del británico Malcom Borwick, una figura mundial del polo y amigo personal de Harry.

La pareja estuvo entre los 600 invitados que vivieron el ‘sí, quiero’ dentro de la capilla de San Jorge en Windsor, y así ha relatado Alejandra a Hola cómo vivió la boda del año: “Fue una ceremonia muy emotiva que les reflejaba muchísimo a los dos. La mayor virtud de Harry es su don de gentes y ojalá todo el mundo lo pudiese ver. El detalle de invitar a los niños procedentes de Mumbai hasta Lesotho a formar parte del día te demuestra la clase de persona que es y con eso te das cuenta del cambio que él y Meghan son capaces de lograr. Nos alegramos muchísimo por ellos, se les ve completamente felices”.

De hecho, su marido compartió una foto junto a ella posando en los jardines de Windsor el mismo día del enlace: “Un hermoso día en el Castillo de Windsor, ¡felicidades Harry y Meghan!”, escribía junto a la instantánea. Además, Hola revela que Alejandra iba vestida de la firma Suzannah, con tocado de Leyla Leigh y joyas de Piaget, y su marido llevaba un chaqué de la marca Luywiche.

Alejandra y Marlcom se conocieron en Sotogrande y son padres de tres hijos. Ella es además la hermana de Andrés Burdett, que próximamente se casará con la Dj Katy Sainz, a cuya despedida de solteros acudieron Amaia Salamanca y Rosauro Varo, junto a la pandilla de la que también forman parte empresarios como Javier Hidalgo, entre otros.