Seal, el exmarido de Heidi Klum, está siendo investigado por la policía después de que la actriz Tracey Birdsall le haya denunciado por supuestos abusos sexuales.

Según ha relatado la intérprete a la policía, el suceso tuvo lugar en 2016, cuando se acercó a recoger un bol de ensalada que había prestado a Seal puesto que eran vecinos. El cantante la invitó a pasar y comenzó a tocarle los pechos, puesto que, según él, ella le estaba provocando con su ropa insinuante.

Tracey le pidió que se detuviera, pero la cosa no quedó ahí. Según relata, Seal le invitó a sentarse junto a él en el sofá y ella, que todavía estaba en estado de shock, aceptó. El músico se abalanzó sobre ella para besarla, por lo que abandonó la casa inmediatamente y no volvió a tener contacto con él.

La denuncia fue interpuesta el pasado sábado, casi dos años después de lo sucedido, a lo que Seal ha respondido a través de sus abogados: Seal niega con vehemencia las recientes acusaciones formuladas contra él por una exvecina por supuesta mala conducta hace más de un año. Tiene la intención de defenderse vigorosamente contra estas falsas acusaciones”.

Tracey Birdsall | Redes Sociales