Julio Iglesias llevaba mucho tiempo sin aparecer ante los medios. El cantante lleva una vida de lo más relajada en su casa del Caribe y raramente hace acto de presencia.

Pero por fin Julio ha vuelto a subirse a un escenario gracias a la gira que acaba de comenzar para celebrar sus 50 años sobre el escenario. De este modo, el artista ha reaparecido en Takesh, la capital de Uzbekistán.

Durante su actuación, el cantante ha mostrado dificultades a la hora de moverse, una evidencia de que su estado físico no está en su mejor momento.

Este verano fueron muchos los que aseguraron que las dificultades de movilidad que tiene son producto de sus problemas de salud. Sin ir más lejos, fuentes próximas al padre de Enrique Iglesias han expresado que su espalda está tan mal que durante sus vacaciones en Marbella ha tenido que moverse en un cochecito de golf para pasear.

Sin embargo, el intérprete a sus 74 años ha llenado el recinto Istiqlol Palace, en Uzbekistán, donde acudieron a verle más de 5.000 personas, quienes se quedaron muy complacidas al poder oír la voz del español que pese a mantenerse muy quieto sobre el escenario, parece que aún guarda el torrente de voz con el que ha conquistado a todo el mundo.

Además de este concierto, la gira '50 aniversario' que acaba de estrenar le llevará a Dubái donde actuará el 1 y 2 de octubre, a Tel Aviv donde se presentará el 6 y a Moscú donde cantará el 17 de ese mismo mes .