¿Quién no recuerda la primera vez que Lady Gaga apareció con un traje repleto de chuletas? La vestimenta con la que sorprende en sus conciertos siempre es extravagante, pero la verdad es que la que sacó en su último concierto en Amsterdam nos crea dudas. Otro corpiño de chuletas pero… ¿Dónde está el resto?

De la noche a la mañana, la estrella del pop ha engordado trece kilos de una manera indescriptible. Aunque Gaga reconoció haber sufrido bulimia, lo cierto es que ha confesado haberlo superado y encantarle la comida. Aunque según las malas lenguas podría tratarse de sus excesos o incluso se ha llegado a hablar de embarazo, lo cierto es que su 'muslamen' se ha ensanchado considerablemente.

No tenemos fotos del concierto, pero tenemos algo mejor: un vídeo en el que se puede ver cómo hacia el final de la actuación, un bailarín va a cogerla para continuar con la coreografía, y tiene que hacer un enorme esfuerzo para transportarla.

Por suerte, en su ayuda aparece otro de los buenorros bailarines y coge de las piernas a la Gaga para poder continuar con el espectáculo. Parece ser que el concierto en Amsterdam está dando mucho que hablar. Primero por aquel porro que ni corta ni perezosa se fumó en pleno escenario, y ahora por los kilillos de más de la cantante. Sea como sea, siempre está dando de qué hablar...