Kim Kardashian y Kanye West han aprovechado al máximo sus días en Armenia. La pareja, su hija North West y su hermana Khloe se han trasladado hasta allí para conocer los orígenes de la familia, y es que este es el país de origen de su abuelo.

Una visita que no ha pasado desapercibida ante los paparazzis, que se han encargado de inmortalizar cada momento. Pero el momento estrella lo protagonizó Kanye West.

El pasado domingo la estrella televisiva se encargaba de anunciar vía Twitter que su esposo ofrecería un concierto gratuito ese mismo día por la noche en el famoso Lago Swan, en Ereván.

Una vez allí, Kanye empezó a emocionarse y mientras entonaba su canción 'Good Life' decidió lanzarse al lago para así estar más cerca de sus fans que veían la actuación desde la orilla. Pero esto desató la locura entre sus fans que decidieron seguir al rapero y empezar a abrazarlo y a bailar a su lado en el lago.

Tanto fue la que armó Kanye que la policía tuvo que desalojar y cancelar el resto del concierto para garantizar la seguridad de los asistentes.