Alejandro Sanz acaba de recibir un duro golpe, y es que a pesar de que parece que ha rehecho su vida junto a la modelo cubana Rachel Valdés tras haberse divorciado de la que fue su mujer durante ocho años, Raquel Perera, ahora el Juzgado de Primera Instancia número 74 de Madrid le ha condenado a pagar 5,4 millones de dólares a su ex representante Rosa Lagarrigue por incumplimiento de contrato.

Recordemos que la mánager decidió denunciar al cantante y pedirle la ingente cantidad de 9 millones de dólares debido a que éste prescindió de sus servicios en 2017, dos años antes de que su contrato terminara. Y ahora, parece que la justicia ha terminado dándole la razón, por lo que a Sanz le tocará pagar la cantidad acordada.

"Alejandro Sanz/Gazul Producciones S. L.U ha roto de forma unilateral el contrato de representación artística que tenía vigente con RLM S. A., recientemente renovado (...). RLM S.L., como es lógico, se reserva el derecho a tomar las medidas y a ejercitar las acciones que considere oportunas", citaba en su momento el comunicado que compartió Lagarrigue.

Seguro que te interesa...

La reacción de Raquel Perera a las imágenes de Alejandro Sanz con su nueva novia