Parece que tener una vida de fama y dinero no es tan divertida como parece. Y así lo ha demostrado Kylie Jenner con su última confesión. En un emotivo vídeo de Snapchat, la menor del clan Kardashian-Jenner ha confesado haber tenido que aprender a convivir con el acoso desde los 9 años.

Ha sido su propia hermana mayor, Kendall Jenner, quien ha compartido este momento tan revelador a través de su cuenta de personal de Twitter logrando que la noticia se viralizara en cuestión de horas.

Con una familia rodeada de polémicas y mucha presión por siempre parecer perfectas, Kylie ha empezado diciendo en el clip que cree haber "hecho un gran trabajo sobrellevando esto" ya que ha tenido que lidiar con ello desde muy pequeña porque "la mitad de vosotros creéis que soy rara, la otra mitad que soy divertida".

Ahora, más fuerte que nunca, la estrella de la televisión ha querido transformar sus palabras de dolor en un mensaje de fuerza para todas las personas que sufren de bullying: "Así que esto es solo... esto era solo un pequeño Snapchat para decirle a cualquier que tengas a sus propios acosadores que la única opinión que realmente importa es la tuya y que nunca cambies", se le escucha decir al final del vídeo.