Sophie Turner ha sido vista llorando por las calles de Nueva York. La actriz ha sido protagonista de especulaciones de todo tipo ya que en las imágenes se la ve muy afectada en compañía de Joe Jonas, su prometido, que a diferencia de ella parecía estar de lo más normal.

Que si hay crisis en la pareja, que si quizá ya no se casan, que si el regalo de cumpleaños que le ha regalado Joe no le gusta… Las imágenes de la actriz llorando han causado tanto revuelo que al parecer la intérprete no ha querido dejar crecer los rumores de una posible crisis con su prometido y ha querido zanjar la polémica contestando en su cuenta personal de Twitter.

"Gracias a Dios tengo un novio cariñoso. La regla es un asco", ha tuiteado la interprete aclarando que sus lágrimas han sido una causa de la alteración hormonal que las mujeres sufrimos en nuestros días. Y es que como a muchas nos ocurre, a Sophie la menstruación también le pone sensible.