George y Amal Clooney fueron papás el pasado mes de junio. El nombre de los hijos siempre es una decisión difícil pero ellos parece que no han querido complicarse mucho. Han aprovechado el Festival de Cine de Venecia para explicar a todos sus fans la razón del nombre de sus pequeños.

Alex y Ella, así se llaman los hijos de la pareja Clooney. Dos nombres muy corrientes. "Ambos pensamos que los niños ya iban a ser suficientemente observados y expuestos a la vida pública y queríamos que, al menos, no tuvieran que ser cuestionados por sus nombres", confesaba el actor. "No tuvimos ninguna gran inspiración, no es por Alejandro El Grande ni por Ella Fitzgerald", añadía.

En febrero ya sabían que serían padres por partida doble pero Clooney hasta el último momento no fue consciente de ello. "Nada de esto es real que están ahí cubiertos de líquido y llorando. Ahí te das cuenta de que hemos pasado de ser dos a ser cuatro", confesaba el actor. Además, ha llegado a decir que "criar mellizos es aterrador". Parece que lo de la paternidad es algo a lo que el actor todavía no ha terminado de acostumbrarse.