Kim Kardashian no le tiene miedo a nada, ni siquiera a dejarse ver totalmente al natural, tal y como ha demostrado en el blog de su hermana Kourtney, 'Poosh', un sitio donde la mayor del clan comparte consejos sobre estilo de vida y belleza. Y es que si se trata de ayudar a la familia, la celebrity no ha dudado en dejar el glamour a un lado aunque sea por un breve momento.

Kim ya habló hace un tiempo sobre sus problemas con la psoriasis, una dolencia con la que ha lidiado durante años y que le provoca erupciones y feas marcas en la piel. Y justo ese es el motivo por el que ha decidido aparecer así, para hablar de un tema que seguro le habrá dado más de un dolor de cabeza a la hora de verse fabulosa.

"Hoy comparto en Poosh mi experiencia con las enfermedades autoinmunes, la psoriasis y la artritis psoriásica, incluido lo que funcionó para mí y cómo he ajustado mi vida desde que me diagnosticaron", relata Kim en el post del blog de su hermana. "Cuando tenía 25 años, tuve mi primer brote de psoriasis", continua. “Tengo un resfriado común, y dado que la psoriasis es una enfermedad autoinmune, esto la desencadenó. Estaba por todo mi estómago y piernas".

Unas sorprendentes declaraciones con las que la mujer de Kanye West ha demostrado que es una mortal más y que no siempre se puede estar perfecta, aunque te apellides Kardashian.

Seguro que te interesa...

Kim Kardashian se pasa tomando el sol y este es el resultado