Irina Shayk y Bradley Cooper no acabaron en muy bien cuando pusieron fin a su relación el pasado mes de junio. Un punto y final que llegó después de que muchos rumores apuntaran a una posible infidelidad del actor con Lady Gaga, durante el rodaje de 'Ha nacido una estrella'. Un supuesto romance que ambos actores se encargaron de desmentir, y es que, la cantante mantiene una relación con el gurú de la tecnología de Silicon Valley, el millonario Michael Polansky.

Ya han pasado varios meses desde la ruptura, y parece que la modelo rusa y Bradley Cooper han conseguido pulir las diferencias entre ambos por el bienestar de la hija que tienen en común. Y así lo pudimos comprobar durante la fiesta posterior a los Premios Bafta celebrada por la revista Vogue británica. Una imagen donde la expareja posaba sonriente junto al editor jefe de la misma, Edward Enninful.

De lo que no cabe duda ahora, es que la modelo rusa está atravesando por una de sus mejores etapas, y siendo una de las modelos más valoradas de la industria era de esperar su participación en el famoso desfile de Burberry, aunque sin duda no ha sido esto lo que nos ha sorprendido, sino su increíble forma de desmelenarse y disfrutar de la fiesta posterior al desfile. Y así la hemos podido ver animando la fiesta rodeada de amigos mientras la modelo se dejaba llevar al ritmo de la música y ponía en práctica el famoso estilo twerk. Un post que ella misma se ha encargado de publicar en su perfil de Instagram, y que en menos de 24 horas ya cuenta con más de dos millones de comentarios, ¡ha sido toda una revolución!

Seguro que te interesa...

Las fotos que demuestran que la madre de Irina Shayk es un gran apoyo para la modelo tras su separación de Bradley Cooper