María Pombo no ha comenzado las vacaciones de Semana Santa de la mejor manera. La joven influencer ha relatado desde el hospital lo que le ha sucedido a su chico, Pablo Castellano, que ha tenido que ser ingresado.

?Al pobre Pablo le dio una gastroenteritis de caballo, no se podía ni mover?, ha revelado la instagramer a través de sus Stories. Y, aunque tuvieron que pasar la noche en la clínica, tras unas horas parece que todo volvía a la normalidad. ?Quieren tenerle controlado con antibióticos y para que no se deshidrate. Está mejor, tiene hambre, lo que es buena señal?, narraba María.

Después de esto, ella misma se encargaba de bromear sobre el tema publicando imágenes con toque de humor de su novio, con el que se dará el ?sí, quiero? el próximo 22 de junio en la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda, a pocos kilómetros de Santander.

María se encuentra sumergida de lleno en los preparativos del enlace y poco a poco va dando pistas a través de sus redes sociales. Hasta ya ha celebrado su despedida de soltera en Miami junto a otras amigas influencers con las que se lo pasó en grande.