Francisco Rivera se desvive por sus hijos, de eso no cabe duda, así que aprovechando una ocasión muy especial, el bautizo del pequeño Curro, el torero ha conseguido reunir a sus tres retoños en una entrañable imagen que puedes ver aquí.

"Moriría por cada uno de vosotros. Mi felicidad, que veáis vuestros sueños cumplidos. Mis miedos, que no sepáis levantaros. Mi tranquilidad, la sangre que corre por vuestras venas", eran las preciosas palabras que Fran les dedicaba.

El bautizo, que se celebró este fin de semana, ha contado con una gran ausencia, la de su hermano Kiko, que en su lugar acudió junto a su mujer Irene Rosales a la boda de unos amigos. Algo que ha suscitado bastantes rumores acerca de una posible mala relación.

Los que sí que acudieron fueron Eva González y Cayetano, que no quisieron perderse este día tan importante para su sobrino.

Seguro que te interesa...

Fran Rivera revela más detalles sobre el bautizo de su hijo Curro